Te contamos por qué debes ir a Canarias

 VIAJES   Te contamos por qué debes ir a Canarias

Islas Canarias, el sol de Europa, uno de los paraísos que se debe visitar.

Casa año millones de personas deciden viajar a las Islas Canarias. Un archipiélago que sorprende tanto por sus suaves temperaturas durante todo el año como por su propio entorno natural.

Y es que las islas disfrutan de más de 300 días de sol año y de temperaturas que oscilan entre los 18 y los 24 grados. Por eso, las islas invitan a disfrutar del aire libre.

Se debe destacar la naturaleza, otro de los grandes atractivos del archipiélago. Alberga cuatro parques nacionales, además de 145 reservas naturales, que cubren el 40% de toda la extensión superficial.

Son muchos los viajeros y turistas que viajan a las Canarias para poder disfrutar de la playa en cualquier época del año. Lo mejor es que las hay para todos los gustos: negras, blancas, rojizas, piscinas naturales, pequeñas calas…una infinidad de oportunidades a escoger.

Canarias es uno de los mejores lugares del mundo para contemplar el universo, ya sea desde uno de los observatorios internacionales o en una excursión nocturna.

Lógicamente, destacar su gastronomía. En las islas se puede disfrutar de diferentes joyas culinarias que merece la pena conocer. Entre otras, las papas arrugadas con mojo picón, una de las siete maravillas gastronómicas de España. Además, los pescados típicos de la zona (la vieja, el mero, el cherme…), el famoso plátano de Canarias y sus vinos con denominación de origen.

Ya se ha comentado antes que en las Canarias se pueden encontrar ecosistemas muy diferentes. Con muchas especies endémicas, como el lagarto gigante (El Hierro), el pinzón azul del Teide y Gran Canaria. Además, sus aguas esconden una gran riqueza.

Las Islas Canarias destacan también por su importante patrimonio histórico y cultural. Mención aparte merecen el conjunto monumental de San Cristóbal de la Laguna, en Tenerife, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO; las obras de César Manrique en Lanzarote; sus fiestas populares (en especial, el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife); y el silbo gomero.